Malú Urriola

Fotografía: Verónica Quense


Malú Urriola (Santiago de Chile, 1967).



Ha publicado Piedras Rodantes, 1988; Dame tu sucio amor, 1994, Hija de perra, 1998 y Nada, 2003.
En el 2004 Recibe el Premio Mejor Aporte Televisivo, que otorga el Servicio Nacional de la Mujer a medios de comunicación, por el guión Sofía, (Una historia de maltrato a la mujer) dirigido por Christine Lucas, para la serie “Cuentos de Mujeres”, transmitido por Televisión Nacional de Chile en el 2003. 

En el 2004 Recibe el Premio Municipal de Poesía por el libro Nada. Y el Premio Mejores Obras Editadas 2004, que otorga el Consejo Nacional del Libro.
En el 2006 recibe el Premio Pablo Neruda.

Menciona a:

Eugenia Brito
Carmen Berenguer
Delia Dominguez
Elvira Hernández
Teresa Calderón
Marina Arrate
Verónica Zondek
Gladys González
Verónica Quense
Alexis Figueroa
Isabel Larraín
Isabel Gómez
Nadia Prado
Andrés Morales
Karen Toro
Floridor Pérez
Heddy Navarro
Bruno Serrano
Carla Grandi
Tatiana Cumsille
José Paredes
Paz Molina
Diego Ramírez
Guillermo Valenzuela
Sergio Parra
Elicura Chihuailaf
Efraín Barquero
José María Memet
Enrique Winter
Fabio Salas
Francisco Vejar
Jaime Huenun
Javier Bello
Marcelo Novoa
Mauricio Barrientos
Mauricio Redolés
Oscar Hahn
Marcelo Coddou
Yanko González

(y la poesía en la narrativa de Claudio Giaconi, Donoso y Diamela Eltit)

Poesía:


Piedras Rodantes
Ed. Cuarto Propio, 1988.


a Angélica Saldaña
XII


Hace tanto tiempo, querida amiga
acá los poetas mienten
y tus ojos son ya
un par de gorriones que se fornican
no sé dónde
reniego de la poesía
y todas esas vanalidades
la mistral ha muerto
neruda ha muerto
lihn ha muerto
sólo quedamos los necios.
Recuerdas cuando nos emborrachamos
amparadas por una chimenea medio loca
tú, estás allá ahora, recordándolo todo
con un suave dejo de melancolía
la puta melancolía que has guardado
largo tiempo en el anonimato
y un sol turístico cae
sobre tu rimbombante isla en el Mediterráneo
mientras acá el sol pega
sobre cientos de cabezas hastiadas.
Ah, querida mía
los seres somos tan maleables
de ahí la distorsión a la que Hugo
intentó someter el alejandrino.


Dame tu sucio amor
Ed. Cuarto Propio, 1994.


Todas estas mujeres salen cubiertas de pieles de la ópera, yo escucho a Jessie Norman semidesnuda, bebiendo un poco, escribiendo estas cosas que no sé qué son, ni para lo que podrían servir, salvo para otros que están como yo aburridos, sin hacer más que leer o arrojarse en una butaca a ver un buen film, no intento conmover a nadie, la jubilosa masa de gente recorre el centro, y sus ropas cambian de color bajo los innumerables letreros, yo descanso de ellos en este apartamento sin ninguna compañía. Des la ventana los veo caminar enmudecidos por el tráfico y la música de los clubes nocturnos, un par de muchachos cantan un viejo bolero a la entrada, una fina lluvia comienza a caer. Este es mi futuro, mi tremenda soledad.


En sus adaptadas caras los años pasan sin perdón, es mi fastidio lo que los mantiene vivos, si no los viera felices cuando el tiempo se invierte, pensaría que la vida ha sucumbido, por suerte ha pasado la hora, mientras la lluvia cae más gruesa, la calle ha quedado sola, cojo del frasco un par de pastillas y me hecho a dormir.



Hija de perra
Editorial Cuarto propio, 1998.
Editorial Surada, 2001.

Afuera daba vueltas un farol rojo y el letrero se caía a pedazos como de boite de mala muerte, como si fuésemos a estrellarnos contra la muerte, el hombre sacó una pequeña llave. Ladraban los perros, y el hombre nos condujo hasta un cuartucho que no volveríamos a ver, encendimos la tv y unos porros, luego me fumé un cigarro detrás de otro, uno detrás de otro y te contemplé hablar y hablamos del cuartucho, de la cojera del hombre, nuestra propia cojera, de la noche que corría con una prisa extraña, las nubes pasaban rápidas, azulosas, violáceas, como golpes de la vida, como si nos fuésemos a golpear contra la vida, el hombre trajo dos cafés que se enfriaron sobre el velador, en un rincón del cuarto quedaban los restos de una fiesta que otros dejaron, qué ganas de tomarme un trago, te dije, tú te acercaste lentamente, al contrario de las nubes, al contrario de la noche que corría aprisa, al contrario de los perros que no dejaban de ladrar, de vez en cuando se callaban, y se callaban hasta que las luces de un automóvil se estrellaba contra los vidrios y encendía el cuartucho que dejaba ver tu cuerpo y luego venían las sombras que te cubrían, lejos de casa, tan lejos de casa y en la radio con las pilas medio muertas la Janis cantaba bye, bye, baby.

***

Nada
Editorial Lom, 2003

Como si escribiera,
como si soñara que escribo
levanto una copa por esa noche que nos perdimos por Baires
y la trava exhibía sus gomas recién operadas
y me seguiste de bar en bar,
de noche en noche,
de muerte en muerte,
mientras el esmeralda de tus ojos
se clavaba en mí.
Lo mío es lo pequeño, lo inexacto, lo turbado,
lo que apenas puedo ver es lo que la cabeza comprende,
no escribo cosas extraordinarias,
no tengo el tic del poeta nacional,
detrás de la flor, la humedad.
No nacimos para nada grande,
apenas conseguimos una vida de artificial luz amarillenta
sobre la cabeza,
lejos, lejos de la cabeza,
existe un lugar donde los cóndores rozan la cordillera
como si por alas tuvieran palabras
Abajo la carroña citadina y la cruz del sur iluminándonos el cuero,
abajo la tierra, bajo los pies la tierra,
bajo la tierra, el cielo y el deshuesado recuerdo
de miles que tampoco han muerto para nada grande.
Al frente tus ojos, el pasado del futuro y el futuro del pasado
y esas caminatas por el Forestal
cuando no teníamos nada y por ello,
el mundo era nuestro.

12 comentarios:

alejandro dijo...

felicitaciones, Malú! bellísimos poemas, para este comienzo de las afinidades chilenas.
Mis mejores deseos,

Alejandro Mendez

poeticas dijo...

Bienvenida a la globosfera poética, Chile no podía faltar!
Saludos desde Barcelona
Agustín

Rodrigo Castillo dijo...

Malú, bienvenida a las Elecciones,vamos a recibir un golpe de pura poesía con los amigos chilenos¡¡¡. un abrazo desde México.
Rodrigo Castillo

Antonia Katz dijo...

Ni te imaginas cuanto admiro tu trabajo, vuelvo a insistir que Hija de Perra y Dame tu sucio amor, son textos que me han dejado K.O un rato largo (días)

Un abrazo

safrika señorita dijo...

Querida Malú

Fue Pedro Montealegre, al que tuve la suerte de conocer y escuchar recitar en un taller de poesía, el que me habló de ti. Me dijo, lee a Malú, sé que te gustará. Y así fue. Tus textos y tu poesía me dejan con la boca abierta, siento una gran afinidad contigo, con la forma de sentir y de expresarlo. Te leo y aprendo. Me gustas y me gustaría también que tuvieramos la ocasión de intercambiar impresiones y poemas.
Un abrazo fuerte.

GRUPO 171045 dijo...

Malu:
De lo mejor de chile.

Lord Cheselin dijo...

Malu:
Me pones todo fuera de lugar. En un lugar donde todo merece verse.

Lo de siempre: te admiro.

Enredadera dijo...

Esta Malú se me agiganta en el humo de mi cigarro... entonces agarro el lápiz la libreta vieja y escribo...

Alex Piperno dijo...

Hola, quiero hacer partícipe a Chile del nacimiento de la menor de la familia, Las elecciones Uruguay. La dirección es http://laseleccionesafectivasuruguay.blogspot.com/ . Pasen por casa cuando quieran. Un abrazo.

Daniela dijo...

Malu, necesito ubicarte. Soy director de una ptoductora. Tengo un proyecto de ficcion que me gustaria mostrarte. joseluis@mcmcine.com

Slds

selva dijo...

Malu, te escribo aquí para pedirte que reenvies a tu mailing de poetas de Chile la invitación para participar en el blog que modero
www.lainfanciadelprocedimiento.blogspot.com
y en el que vos también estás como autora.
La convocatoria para participar cierra el 31 de diciembre de este año. Me encantaría que participen más poetas de Chile.
Aquí van los datos del proyecto. Gracias y un beso. Selva
La Infancia del Procedimiento es un espacio colectivo de poesía contemporánea, abierto a diferentes estéticas y en el que cada escritor reflexiona y cuenta su procedimiento de escritura acercando fotos de la infancia, dibujos, manuscritos y textos poéticos de su autoría. El sitio propone una experiencia, un diálogo entre poetas argentinos y extranjeros de lengua española y la difusión de la poesía contemporánea, intentando el acceso a la lectura de un público que no esté constituido solamente por poetas, si no por artistas provenientes de otros lenguajes y lectores en general. El proyecto no quiere cerrarse en una definición, prefiere ser, con sus objetivos, una construcción abierta, como quien hace un viaje y no sabe a cuántas ni a cuáles ciudades va a llegar.
La convocatoria para participar del blog finaliza en diciembre de este año. Invitamos a todos los poetas a visitar la página y quién esté interesado en enviar su material se puede comunicar con Selva a: selvadelaluna@yahoo.com.ar

Mariela Rios Ruiz Tagle dijo...

Tu poesía revive el asombro, fascina y sorprende como magia intangible, me abre el claroscuro, el otro lado, detrás de la mirada aparente, del brillo superfluo,son hermosos desnudos poéticos...
Saludos
Mariela