Gladys Mendía



Gladys Mendía (Maracay, Venezuela, 1975) 
Técnico Superior Universitario en Turismo. Estudiante de Licenciatura en Letras. Traductora del portugués al castellano. 
Actualmente reside en Santiago de Chile. Fue becaria de la Fundación Neruda en el año 2003. 
Ha publicado en diversas revistas literarias, así como también en las Memorias del Primer Festival Internacional y Popular del Libro 2007, Bogotá, Colombia; en la Antología El Hacer de las Palabras 2007, San Juan, Argentina; en la Antología El Mapa no es el Territorio, Editorial Fuga, 2007, Valparaíso, Chile; en la compilación bilingüe  51 autores contemporáneos, Ediciones Arcoíris, Francia, 2008; en la Antología Tránsito de Fuego, Editorial de la Casa de las Letras Andrés Bello, 2009, Venezuela, en la Antología del Encuentro Latinoamericano de Mujeres Poetas Conrimel, Santiago, Valparaíso, Chile, 2010 y en las Memorias del IV Festival Internacional de Poesía Joven “Ileana Espinel Cedeño” 2011, Guayaquil, Ecuador. 
Sus libros:  
El tiempo es la herida que gotea, Paracaídas Editores, Lima, Perú, 2009,  
El alcohol de los estados intermedios, Editorial El Perro y la Rana, Nadie Nos Edita Editores, Venezuela, 2009, teniendo una segunda edición en 2010 por la Fundación Editorial Fundarte, Caracas, Venezuela,  
La silenciosa desesperación del sueño, Paracaídas Editores, Lima, Perú, 2010 
La Grita, Homo Scriptum Editores, México y El Barco Ebrio, Estados Unidos, 2011.   
Sus libros han sido traducidos al catalán, portugués, inglés y francés. Es corresponsal de la Revista Internacional de Teatro y Literatura Alhucema, Granada, España. Trabaja como traductora para el Proyecto Editorial Banda Hispánica y Agulha Revista de Cultura (Fortaleza, Brasil). Ha participado en diversos festivales internacionales de poesía. Es editora de la Revista Literaria Latinoamericana Los Poetas del 5, desde el año 2004.   

Nombra a:

Marcela Saldaño
Florencia Smiths
Gladys González
Valentina Osses
Alejandra Fritz
Gustavo Barrera
Galo Ghigliotto
Marcelo Guajardo
Felipe Moncada
Sergio Muñoz
Diego Ramírez
Oscar Saavedra
Marcos Arcaya

De la plaquette INQUIETANTES DISLOCACIONES DEL PULSO (2011, Santiago de Chile: Los Poetas del cinco Editora.

TRANSGRESIONES

agítalo rápido que vienen  le susurramos agítalo y rocía baña muerde la peste que estos son los días de la disolución de la luz ultravioleta y moléculas de eslabones cruzados sabemos que morder la peste desde adentro no sirve pero insistimos cada noche repetimos la invasión del grafiti cada noche nos persiguen y vuelven a dejar todo en blanco tenemos el estómago lleno de petróleo buscamos los códigos en la luz del abismo nos toca la muerte que hincha la garganta tiritando como polen disperso en el aire somos las alergias de otros   nos arde la panza esta es la carretera más larga en el laberinto de la peste negra anda hazlo  trízanos  que las fracturas germinan azúcar quemada en nuestros cerebros
  
presentimos a los afónicos GRITAR en el día tenemos aceite en la garganta  
la noche la usan para morir sin que nadie se entere
los afónicos se descomponen en voces chiquiticas que nos agujeran las venas todos tenemos las mismas llagas   tosemos la peste negra y se imprime en serie  

los parásitos mentales quieren pintar un cuadro
pero también tienen las extremidades pegadas
por el aceite muy negro y espeso 

  
SOBREVOLANDO EL SUBTERRANEO CRUJIR DEL RIO
  
no hay nada más terreno que un río arrastrando sus aguas  
arrastrando sus burbujas llevando las piedras huesos a cuestas el río muerte que nunca descansa de agua dulce pero frío no es la inclinación de la tierra la que hace que el río baje el río baja porque tiene que bajar buscar su caída


la lengua de los finados son las burbujas del río   por eso no hay tiempo en su CAER un día tragué tanta agua que  mi cuerpo contenía la pesada muerte arrastrándose después era una burbuja tragada por un pez y subí contracorriente subí al profundo donde las piedras huesos son nubes   sobrevolando el subterráneo crujir del río


DISLOCACIÓN ANATÓMICA
DE LOS GRAFITIS
  
esos ojos no son ojos  son representaciones  titubeos del ver del encontrar todas aquellas cosas que no son que están cayendo    esa boca no es la boca no es una boca es la música   es la grieta por donde escapa el perfume   es la máscara es el descalabro    es la transgresión del decir del experimentar del ERRAR de lo inquietante        yo me condeno eternamente a mirar   

los pedacitos brillando en la calle luego de reventarse los vidrios en la simulación de sus labios detrás de aquel muro gira su amor espera la última raspadura de un beso   esa muchacha ya no mira la otra se toma las manos sentada en la acera persigue colores aprieta luego los puños y sus ojos siguen abiertos  dos mujeres sentadas no se miran se borran
  
se dicen sonámbulas  
estos meses no tienes nombre 
te faltan dos palabras para ser    
entonces me hago palabra               
y estoy rayada en el muro
contando las horas sin ella

las palabras corriendo tras ella por baires siempre las palabras a sueños luz de distancia pero siempre en los talones mordiendo los talones que no son sino el equilibrio del alma fiel arabesco del cuerpo 
  
no hay crudeza más lenta que la de un talón sosteniendo una pierna temblorosa en la plaza   no hay crudeza más mecánica que la aceleración de un espray cantando a la avenida su hondo desfiladero

la irregularidad del muro   el calor que emana el asfalto en la madrugada nosotros vemos esas letras de hielo negro el casual voltear de la luz ficticia en la curva de su pañuelo blanco  yo me prohíbo terminantemente sentir   ella agita el espray gritando la distorsión del lenguaje

  
SOLUCIONES PARCIALES DEL DESCALABRO

y entonces qué hacemos dijo ella desde la plaza
la memoria la rodeaba en una figura asimétrica salvándola de la fotografía que era su historia   nada  le dijimos  pero pensamos en los cálculos en la caída del espray sobre el polvo   sabíamos que la salvación era la medida   esa cristalización de tinta en los muros cobrando vida en la mente de quien los leía  luego ella quiso ser muro nos pidió que le rociáramos espray en los ojos  que escribiéramos la ondulación del caos en sus manos y que lloviera que lloviera mucho en la televisión mental porque la fantasía de las señales le ensuciaba el ánimo porque sabía lo imposible de encajar las piezas de la catástrofe en el vórtice de la distorsión que somos  que imaginamos mientras nos cepillamos los dientes   soluciones parciales   dijimos   ante la peste   soluciones parciales


primera solución
caer
in determinarse en el vértigo

segunda bicicleta
volar
volarse los sentidos

tercer vitral
usar todos los nombres
repetirlos con furia

cuarta lluvia
comer un mango
convidar a otro

quinta morada
ESCRIBIR
perderse en la peste

*

Juan Carlos del Río



Santiago, 1971.
Es Técnico jurídico, Licenciado de Administración Pública por la Universidad de Valparaíso. Vivió en Río Grande, Argentina y en Santiago, luego, el año 1998 se traslada definitivamente a San Antonio, V Región. 
Ha publicado Partición (Ed. Pieza oscura, 2006) y aparecido en Escritura Pública, Obras reunidas (Editorial Economías de Guerra, 2008), del Taller de escrituras Buceo Táctico, del cuál forma parte desde el 2005. Prontamente dará a conocer la plaquette de poesía CAURITO, por Editorial Economías de Guerra de San Antonio.  
Además es miembro activo de la Sociedad de Escritores de Chile, Filial San Antonio. 



Sus afinidades electivas son:

Enrique Lihn
José Angel Cuevas
Roberto Bescós
Yanko González
Florencia Smiths


Poesía:


Conjunto habitacional Las Rosas
Entrega inmediata
viva en el sector con mayor plusvalía de la ciudad
cercanía de servicio públicos y comerciales
haga posible el sueño de la casa propia



Y llegamos en un camión ¾
con el salvoconducto de felicidad en la cara
riéndonos solitos
nadie nos esperaba
una sábana flameaba en una plaza
como una bandera
y estaban los blocks
como legos perfectamente distribuidos
pintados en un solo tono
como nichos de 4 pisos
el sueño de la casa propia
era una llave
una escalera de cruz
un letrero de la Obra
un encuadre fotográfico perfecto
una evidencia de lo que fue posible
una campanada al oído
un canto gregoriano rapeado
la villa es una catedral de par en par


II

Y llegamos
cuando la cantería del ladrillo princesa
estaba fresca
en la segunda mano de pintura
cuando el cerco de protección
no se había descascarado
y el brillo no estaba venido a menos
a casi nada
a esa opacidad que oscurece la plaza
y éramos estrellitas brillando
la luz celestial
en este cielo raso que es:
una villa,
      una población,
                 un conjunto habitacional
la casa del ser para los analistas
el desarrollo territorial para los urbanistas
un páramo social
una costra en la ciudad
una x
para la seguridad pública


III

Y llegamos
sin patear la perra
con el espejismo de una casa
como un oasis
a éstos caniles
porque acá, dicen
las bestias se separan
de vez en cuando
el bozal se suelta
y salen todos mordidos
con sus propios dientes
y rasguñados
con sus propias uñas 


IV

Aquí no habrá cumpleaños lumpen
Acá nos sacaremos los balazos
para siempre
no serán tristes las noches
ni habrá cotillón de papel volantín
que se rasgue con el viento
como membrana de sub-producto carneo
acá la memoria será una metáfora
acá el circulo cerrado se rompe
acá la carne en el plato se enfría


V

Aquí no seremos los payasos
de una toma erradicada
no será todo para la risa
aquí no detendremos el agua
aquí seremos otros
acá nuestra piel cambiará
como en las serpientes
no seremos morenitos
no seremos negritos
no seremos mapuchitos
acá nos subirá el pelo
hasta el dintel de la puerta


VI

Aquí justo aquí no será necesario el sahumerio
Aquí las brujas se pierden
Aquí no encontrarán huellas en los cristales
Aquí solamente medallitas y santitos
Aquí los retratos no serán hablados 


De: VILLA, texto inédito.

Omar Lara



Poeta nacido en Nueva Imperial, Chile, en 1941. 

Ha publicado una veintena de libros, entre ellos: Los Buenos Días, Serpientes, Memoria, El viajero Imperfecto, Islas Flotantes, Vida Probable, Fuego de Mayo, Bienvenidas calles del Perú, Voces de Portocaliu, La Nueva Frontera, Delta, Papeles de Harek Ayun

Traductor del rumano, labor que ejerce a partir de su exilio en Bucarest, entre 1974 y 1981 (exilio que lo llevó antes a Lima y luego a Madrid), ha traducido a Mihai Eminescu, Al. Macedonsky,  Ion Barbu, Gellu Naum, Geo Bogza, St. A. Doinas, Ion Caraion, Marin Preda, Eugen Jebeleanu, Maria Banus, Dinu Flamand, entre otros escritores rumanos. Editoriales rumanas, españolas, mexicanas, chilenas y peruanas han publicado varias de sus traducciones y una de ellas,El Ecuador y los Polos, de Marin Sorescu, mereció el Premio Internacional de Poesía Mística Fernando Rielo, Madrid 1983. Del mismo Sorescu en Mexico se publicó El Centinela de la Galaxia(2007). Algunas  distinciones recibidas por el poeta son el Premio Casa de las Américas (La Habana, 1975), la Beca de Creación John Guggenheim (1983), la Medalla Mihai Eminescu, que concede el Gobierno de Rumanía (2001), la Medalla Presidencial Centenario Pablo Neruda (2004). En su calidad de director de la Revista Trilce, recibió el Premio de la Sociedad de Escritores de Chile 2006, que conceden los ex presidentes de la entidad. En 2007 obtuvo el Premio Nacional de Poesía Fernando Santiván, el Premio Casa de América de Poesía Americana (Madrid) y el Premio Internacional de Poesía Ciudad de Trieste (Italia). En 2009 fueron publicados sus libros Foto&Grafia (Chile), Vida, Toma mi Mano (Cuba); Argumentos del Día. Antología Personal, (México), La tierra prometida (España) y la antología Prohibido asomarse al interior (Chile). En junio de 2009 recibió el Premio Internacional Ovidio de Traducción de la Unión de Escritores Rumanos.




Nombra a:


Manuel Silva Acevedo
Oliver Welden
Juan Cameron
Gonzalo Millán
Eduardo Embry




POESÍA:


IMAGEN OLMECA

Me gusta esa mujer
con las rodillas juntas
y los brazos cruzados
y los ojos cerrados
y la cabeza gacha
y la mollera cruda

Yo voy a esa mujer
con las rodillas juntas
y los brazos cruzados
y los ojos cerrados
y la cabeza gacha
y la mollera cruda
yo voy a esa mujer

¿Ha pensado en el sueño
de abrirnos las rodillas
de descruzar los brazos
de despertar los ojos
de elevar la cabeza
de ardernos la mollera?

Me gusta esa mujer

Yo voy a esa mujer
tiene un ala y yo tengo
la  garra

yo sueño esa mujer
pareciera
que a veces
también ella
                     me sueña.




ENCUENTRO EN PORTOCALIU


En ese tiempo yo corría detrás de una sombra.
Desde el décimo piso en el barrio de Drumul Taberei
yo miraba a través de un niebla caliente,
a través de una humedad humosa,
a través de las reverberaciones de agosto
una figura venía caminando
desde la parada de autobuses.
Una figura parecía dirigirse hacia mí,
yo la veía perfectamente desde el décimo piso
en el barrio de Drumul Taberei:
era la odiada figura conocida,
su aborrecible rostro estaba ahí y su pelo
que el sol no incendiaba y con él todo su cuerpo.
Yo miraba petrificado la escena,
los indolentes pasos y su entorno:
árboles, cosas en movimiento, el asfalto que el sol
ondulaba.
Yo miraba esa escena con su centro precioso...

En esos tiempos yo escribía un poema titulado
“Encuentro en Portocaliu”,
era necesario encontrarme rápidamente
porque –pensaba yo- ¿la poesía para qué puede
servir sino para encontrarse?
Eso fue después de escribir muchas cartas
preguntando
¡dónde estoy? Nadie sabía donde estaba
y no podían decírmelo,
de modo que empecé a decir a diestra y siniestra
protégeme con algo el corazón.
Protégeme con algo el corazón
seguía repitiendo
y como no me entendían
comencé a escribir unos poemitas insidiosos
relativos al río Dimbovitza,
relativos a la columna del infinito,
relativos al plan quinquenal.
Hasta que un día en Portocaliu.

Un día en Portocaliu
(en Portocaliu hay un sol amarillo como cáscara de
naranja)
una tarde en Portocaliu
(en Portocaliu hay unos grandes pájaros con dos patas
larguísimas y picos en forma de corazón)
una noche en Portocaliu
(estaba escrito que no te encontraría
en Portocaliu
pero guardo el recuerdo de esa espera y huellas
de picotazos en forma de corazón).



UNA ISLA EN EL AMAR


Estaba en el lecho como en el mar
ella se mecía semihundida
yo la llenaba de algas de espuma de medusas
yo la llenaba la cercaba
preparaba mi desembarco
ella era una isla en el amar
una isla toda rodeada por su piel
ella parecía llamarme pero dudo
y sin embargo preparaba con cautela
mi desembarco repentino.
Mi mirada no era muy veloz
era lenta era oscura era una barca encallada
era una barca encanallada
que no llegaba jamás
tendría que llevar mi mirada personalmente.
estaba en el mar como en un lecho
yo me envolvía en su respiración
yo nadaba como acariciando
esa islita toda rodeada de mí.



JUGADA MAESTRA


Ya ni te pido que descanses, pequeñísima
impostergable mujer mía.
Porque esta broma del amor, esta
jugada maestra de sentirnos necesarios
ha ganado terreno, nos ha solicitado sabiamente:
nos hemos vuelto locos.

Hemos resuelto que esto es el amor.
Sólo falta saber cóm lo utilizaremos
de qué buena manera para todos
y antes que sea demasiado tarde.


René Silva Catalán



René Silva Catalán (Santiago, 1971)
Egresado de la carrera de Publicidad de la Universidad de Santiago Chile, ha sido invitado a varios encuentros de poesía dentro y fuera del país, recibe el Primer Lugar en género Poesía en la 15º Versión del Concurso Literario de San Bernardo año 2008 con el libro “Anatemas”, que luego publica en Editorial Fuga el año 2009. También ha realizado trabajos como gestor cultural y como diseñador gráfico para otros escritores. Es uno de los organizadores de Descentralización Poética.

Nombra a:

Oscar Saavedra
Elvira Hernández
Alejandra del Río
Felipe Ruiz
Manuel Illanes
Eduardo Leyton
Ana Montrosis
Georgina Canifrú
Marcelo Arce
Angela Barraza


POESÍA:

INTELECTUS

Ahora ya sé quien soy
el prójimo de las escrituras
__________sin agua ni merced
__________me llamaron varón

Un graffiti cualquiera en la pared que imagina
dibujar lo que fuese
menos a Dios en una sola O

Ahora ya sé quien soy
mujer madre nunca pontífice

No soy

La súplica mal leída y alucinada
del Padre Nuestro al morir____no

Soy quien se arrodilla
ante el nacimiento ante la muerte ante la resurrección
ante la bronca del pan y del vino.


BROTES
 
Hemos arrendado un balcón de tranquilidad
Mi hija mi mujer y yo____________vecinos
a un sol que aparenta ser de confianza

Angelito al que le hemos puesto en vez de aletas cuatro plantas
para que no intente volar este invierno
 
El más veterano un ficcus___el masón de la casa_    _el quijote
un filodendro de cejas anchas que vigila siempre al ojo de buey
para no abrir de golpe_____________ _a una canción de amor
 
Por mi costado__________________ _un gomero chiquillo
que no aspira a cristianizarse ni a un macetero más amplio
aunque le metamos a la fuerza cápsulas de fertilizante

Por último
jadeando sus brotes a la constelación de Musca
______________________ un helecho huacho

Lo miro hincharse a las cero dos y veintisiete
la madrugada________ _jardín del insomnio
 
EN LA VENTANA
 

Desnudo como un cráneo de sol
lanzo murmullos de nubarrones
______________   _y a tientas
fecundo el cuello pálido de la luz

Un bocado en ella se traga la agonía
________________ _en los charcos
imágenes cansadas
 
La lluvia se detiene
sumergida en el aullido
y en la tribuna de mis ojos
descubro el rosario de mi madre

En la ojera de la luna
________     transita

un cigarrillo
y el gorrión de barniz
picotea un orificio en la metáfora

Mientras yo
escribo para el salario de la tarde.

SEPTIEMBRE TRES
 
Levantarse / sentir / compararse / mirar
detrás / mi amor / preciosa hija / pronto
sudor / bañarse / acaso la muerte / frío
incontable / tenso / el pc / virus / castigó

Vestirse / abrigarse / otra mañana / el horizonte
no tenía idea / existe la nieve / el bus / la gente

Paine____Buin___Linderos__San Bernardo

Desciendo / el trabajo / de nuevo / el saludo / río / un apretón / engaño
la torta del Paypas / no tomo jugo / el pan con cecinas / me llamas
vida / dame espacio
un afiche / cuerpos quebrados / el mail
rechazar algunos / ingresaron / diversos / un beso tía

Las dos / las llaves / almuerzo / una revista diabólica / olvídalo
tengo sueños / corrijo / contesto / te amo madre
la invitación / otro bingo!!! / la firma / el disidente / meo
pinchazo / un bastonazo / arrojo / la empanada / ya me voy / nuevamente

San Bernardo__Buin______Linderos________Paine

La gente / el bus / las estrellas / sin horizonte
la muerte / acaso / bañarse / mi amor / te amo hija / soñando
mirarse / curioso / tengo canas / solitario / con Cristo / me duermo

Feliz Cumpleaños