Christian Aedo


Christian Aedo Jonquera (Santiago, 1976), desde 2006 es Director de Literatura para el Centro Cultural Espantagruélico, el año 2005 fue becado por el taller de poesía de la Fundación Pablo Neruda, también a participado en diversas antologías de poesía entre las que cuentan La Gran Capital (2005, Ediciones Calabaza del Diablo), Riesgo País (2007, Alquimia Ediciones) y Muestra de Poesía (2006, Editorial Poética), el año 2004 publica la plaquette Pornoestar. Desde el 2006 es parte del comité editorial de Ripio Ediciones. www.ripioedicpones.cl


Menciona a:


Alejandra Fritz

Marco Yupanqui

Edson Pizarro

Víctor López

Alejandra González

Héctor Figueroa

Eduardo Barahona

Guido Arroyo

Gladys Gonzáles



POESIA:

De Pornoestar (2004)
*
En un partido de tenis femenino
la arquitectura de los cuerpos se moldea en una blusa
húmeda
una faldita cómplice que a ratos deja ver
entre los muslos sudorosos un trocito de calzón
mezclado con los gemidos de cada raquetazo
el ritmo en la muñeca
quebrándole el servicio a la soledad
derramándola aceitosa sobre un sillón para ver televisión

*
En el porno las cosas pasan
quizás como deberían suceder
sin diálogo, una cadena de acontecimientos infantiles

Un tipo encuentra a una mujer desnuda en la playa
se acerca pidiendo referencias está perdido
Ella pone el miembro en su boca
al rato aparece un vendedor de helados y todos se divierten

Convulsionándose
En una masa oscilante de extremidades que brillan al sol

Diluyéndose
como los granos de arena en la pantalla

*
Con la destreza de un actor porno
que sabe dar a cada pieza su lugar
decidimos construir una imagen perfecta de notros mismos
pero de alguna manera se pierde
el sentido romántico
de las cosas
transformando el cuerpo en maquinaria desgastada

Quizás sería hermoso dejar restos de semen
como lentejuelas en un vestido de noche


De Signos Vitales (Inédito)

7
Nadie nos prometió que esto saldría bien
tampoco había letreros que indicaran la profundidad entre los escombros

alumbrado publico sobre los pedacitos de concreto y metal
Santiago tirado en la cancha

la promesa de un florero lleno de maravillas
frutas plásticas en el cesto al centro de la mesa

olor a caucho
nuevos apagones
aullido de perros que perdieron el olfato

Somos los que no reconocen la camada



15
Recorríamos las avenidas más largas

El sonido de la calle era un poco de música
para ir descargando teléfonos públicos

Juntar la plata y comprar pintura
al tipo que dibuja líneas sobre el pavimento

recortarnos de esta ciudad

Con la nariz pintada alejarnos un poco más de las cosas

Recomenzar en una bolsa
diluido
uno dentro del otro


19


En la distancia que separa a un objeto de otro
existe una regla
Huella digital o ruido de fondo

Donde la imagen se píxela rápidamente la ciudad se detiene por un momento

(caerá nieve en el poema, será una discusión, el error necesario para lograr un efecto)
al pasar de una orilla a otra
de una frase a la siguiente

sentir que la mercancía se pierde que todo el recorrido se olvida

existe una regla, decía:
donde las toallas ocupan su lugar
y las figuritas de porcelana van al centro de la mesa

Ahí la discusión se detiene
los Golpes acaban sobre la resaca del llanto
la ciudad despierta y corre
la herida cierra

La sensación de haber cruzado una gran distancia
desaparece
entre el invierno y la primavera
cometimos un error
y nada evitara que cometamos el siguiente

Hace cuarenta años que no caía nieve en Santiago
decía el taxidermista, que fue durante la crisis del ochenta
Que en algunos lugares de la ciudad
alcanzó a formarse una costra
pegajosa
que le quitaba evidencia y realidad a la situación

Un ruido de fondo fija los objetos
los suspende
en la incertidumbre
une las imágenes
significaciones ala deriva
que eventualmente la marea sumerge

¿en que ronda tu cabeza?

La ultima vez que cayó nieve en Santiago
fue un espacio de Transición
donde no alcanzó a tocar el piso
Se desvanecía en aire y nos conocimos,
no podríamos decirlo de otra manera o con palabras,
en los sectores de la ciudad donde todo se pierde
Hace diecisiete años y ahora nos enfrentamos
eventualmente frágiles nos enfrentamos a esta discusión

Cuáles serian las palabras correctas para comenzar

entre las piernas de una chica
un policía desde su motocicleta observa
y piensa
en el espacio florecido que se fragmenta
en un grupo de pájaros
el canto de una revolución suspendida
en el entramado de líneas que definen la superficie de los objetos

recuerda el sabor de las peras
piensa
como se podría evocar el sabor de las peras

la unidad de las cosas permanecerá en el misterio
Sus cualidades
en los rigurosos mundos de la vista
Que es lo se gana
Que es lo que se pierde
es invisible a la noción que tenemos de recuerdo
en la distancia se desborda en un velo de acontecimientos que
a nadie pertenecen
El discurso se hace insostenible en la nevazón del olvido
un tapiz de Patrones se repite
irremediablemente hasta terminar siendo parte del paísaje
cuantos pájaros pueden ser considerados una bandada
cual
es la proporción exacta entre una historia de amor
y la barbarie de un país irreparable
el Parque Forestal es fiesta de pendejos
un ruido interrumpiendo la imagen
de una ciudad sin solución

Nuestro problema es menor:

Andrés Pardo
Desaparecido en mil
nueve74
A la fecha
sin militancia política conocida

Nuestro problema es cien veces menor

Ordenar algunas toallas
algunas figuritas de porcelana en el paño
Algo así como ordenar la casa después de la catástrofe
tratar de volver al paisaje original
es un problema
que la corriente incesante enturbia y desvía
algo que se ve o se oye de improviso, por marginal que sea,
Cualquier experiencia táctil, repentina
condiciona la suspensión del aliento en el franco tirador

Copos de nieve, el calzón escolar
Los platos rotos tirados en el piso
o la fotografía típica con la pregunta obvia

Manchas blancas entre un objeto y otro
una huella pixelada intraducible

El problema es que ni siquiera estamos equivocados

Cada cual en dirección de su trabajo
la pantalla nevada marca el fin del día

Ordenamos la ropa al costado opuesto de la cama

Un espacio
para que los restos de amor nos sirvan de abono

1 comentario:

Noviembre dijo...

Gracias por las imágenes, siempre espero de Chile, las reverberaciones de un epicentro que sacuden al mundo. Gracias por esas letras.

saludos desde Guatemala.

Noviembre
(SHBD)