Luisa Eguiluz


Luisa Eguiluz Baeza, santiaguina, ñuñoína, abuela desde joven, profesora que estudió literatura y filosofía. Candidata a doctora en Literatura en la Universidad de Chile.

Obras publicadas en poesía:
De diciembre a enero, Santiago de Chile,Taller Nueve, Alfabeta, 1983.
Automóvil en la ruta, Santiago de Chile, Cuarto Propio, 1998. Premio Único en Concurso Textos de Mujeres 1997 convocado por Revista de Crítica Cultural, Editorial Cuarto Propio y Radio Tierra.
Otras obras y publicaciones:
Los caballeros negros (novela), Santiago de Chile, La Trastienda, Documentas, 1991. Tercer Premio Concurso de Novela Breve como inédita en Juegos Florales de Vicuña.
Ceremonias interrumpidas, (cuentos) , Catalonia, Santiago de Chile, 2005. Premio del Fondo del Libro y la Lectura.
“La ciudad como mapa narrativo” en: Otras miradas, otras preguntas. Ciudad y arquitectura, Santiago de Chile, Ediciones Universidad Central, 2001.

“Poesía mapuche, un discurso no interrumpido” en Revista Atenea, Concepción, Chile, 2007.
Poemas o cuentos en antologías y revistas en Chile, México, Cuba e Italia.
Charlas y otras intervenciones:
Le corp de l’écriture des femmes, Maison de l’Amérique Latine, París, 1982.
Escritura desde el cuerpo en Escuela de Temporada Universidad de Chile, 1990.
La ciudad como mapa narrativo, Universidad Central, 2000.
Los exilios voluntarios de Gabriela, ponencia en Homenaje a Gabriela Mistral, Palazzo della Santa Croce, Roma, Italia, 2002.
Presentación de la revista, L’Immaginazione dirigida por Danilo Manera, Instituto Cervantes, Roma, Italia, 2002.
Gabriela Mistral, multiplicitá di voci, Casa delle donne, Roma Italia, 2003.
Jurado para el Premio del Consejo del Libro y la lectura en Género Cuento, Obras Inéditas, 2007.
Actividad docente: En enseñanza nocturna 1961-1982; docente directiva 1971-1985. En Escuela de Comunicación 1988- 1995. En Universidad Mayor: 1997-2000. En Universidad Diego Portales, desde 1995 hasta la fecha.

Elecciones afectivas (sin orden ni concierto):

Gonzalo Millán
Miguel Arteche
Elvira Hernández
Malú Urriola
Alejandra Basualto
Jorge Montealegre
Jaime Huenún
Elicura Chihuailaf
Gémina Ahumada
Verónica Jiménez
Roxana Miranda Rupailaf
Andrés Anwandter


POEMAS:

ZAPATO

Miro el zapato volteado al pie de mi cama,
la suela de perfil:
tierra, huellas de pedruscos y de clavos.

Quedó un trozo de camino en él.
Sin pie que lo dirija
descansa como una vieja escopeta
y al lado de la cama espera por mí
y otros caminos.

Huérfano del otro
que ha quedado no sé dónde
pensará estar libre,
ignorante de que, solo,
ha perdido su sentido. (En De diciembre a enero)


UMBRAL

El desvencijado umbral me acoge
desde el frío de afuera
al de adentro.
Atrás, los vientos fuertes en las ramas oscuras,
el estrellado cielo del Pacífico.

El umbral del instante tan ajeno:
una mano en busca de la luces,
un abrigo que cae en una silla,
cuatro pasos para encender la estufa.

Silencio verdadero de los años.
Cuando me alcanza el fluir de los recuerdos
soy yo otra vez la que los junta. (En De diciembre a enero)


AUTOMÓVIL EN LA RUTA

“Il tuffatore preso au ralenti
disegna un arabesco ragniforme e in
quella cifra forse si identifica la sua vita”.*

(Montale, Diario del’ 71 e del’72)

Doy el contacto con la llave
en la abertura
Abertura que dócil (la mañana, helada).
abre la salida del abrigado lugar El interior está frío
a la inclemencia hostil el volante entumece
(domesticada por los calefactores blancos) mi mano izquierda.
en la sala blanca. Tardará en abrigarse,
la calefacción toma su tiempo.

Va embalada la primera del llanto La primera del auto
irrumpiendo en la subida al aire es sólo para partir,
sofocante del principio. la pausa breve
entre lo inmóvil y el movimiento.

Va embalada la primera
en la succión: El primer esfuerzo
labios adelantados aprenden chupa a raudales la bencina.
desde el ancestro
a deshacer estrellas
de la vía láctea encapsulada
en pequeñas constelaciones
tras la epidermis de senos redondos
como si vieran a ojos cerrados
las estrellas
(sobre fondo negro-radiografía,
el cielo).
---------------------------------------- -------------------------------------------
Voy a bordo partiendo desde 0 Voy a bordo partiendo desde 0
¿sin siquiera calentar previamente sin siquiera calentar el motor.
Alguien, de seguro la de los senos constelados
lo entibió por mí, alentó tibiamente
porque era temprano
porque hacía frío Aún hace frío,
y podría entumecerme los metales podrían destemplarse
y romperme y entonces y romperse.
por un camino fuera de éste.
*El saltador del trampolín, captado en cámara lenta, dibuja un arabesco como autora).
(poema largo en Automóvil en la ruta)

AUTO URBANO

Para no contaminarse de cuidad
va en su auto encapsulado,
en polarizada burbuja.

Los miedos se opacan tras los cristales
eludir la alevosa mano
que se alza con los lentes Ray-Ban
que suspende relojes en la magia
de los hábiles dedos.

Y la música en los parlantes
aísla esas malas audiciones
del lumpen ambiental.
Lo margina de la ciudad (En: Automóvil en la ruta)

5 comentarios:

Loca Margaritta dijo...

La Sra Luisa Eguiluz fue mi profesora en primer año de Periodismo.
Es una mujer ejemplar, aprendí mucho con ella... y lo mejor es que con ella conocí el mejor libro que he leído... Seda de Alessandro Baricco.
Un beso para ella.

JAVIERA GAJARDO

Coté dijo...

MI NOMOBRE ES MARIA JOSE EGUILUZ CAMPOS, NIETA DE NICANOR EGUILUZ ZAÑARTU, COMO PUEDO CONTACTARME CON LA SEÑORA MARIA LUISA EGUILUZ, QUE ES PRIMA DE MI PADRE jOSÉ MARÍA EGUILUZ DEL RÍO.

luchenka dijo...

HOLA, JAVIERA: Graaaaaacias por tu comentario, ¡que te vaya bien!
Saludos. Luisa.
Coté: Hace días que trataba de contactarme contigo. Me alegro mucho de tener una pariente que se interese por la poesía. POR FAVOR, ESCRÍBEME AL MAIL leguiluz@mi.cl Quiero saber de ti y de la familia. Cariñosamente, Luisa.

fxcl dijo...

Mi nombre es Francisco Cevallos Lupera, escribo desde Quito Ecuador. Luisa fue mi profesora hace algo más de 10 años mientras estudiaba comunicación social en Chile. Siempre guardaré de ella el recuerdo de una dama extraordinaria, una escritora brillante y la mejor maestra de mi interminable carrera de aprendiz. Un saludo inmenso para ella.

jorge dijo...
Este comentario ha sido eliminado por un administrador del blog.